Viviste la experiencia de tener un Millennial?

Si eres una de esas personas que tuvo la dicha de tener un hijo/a nacido entre la época de 1981 al 2000, tenés un Millennials o generación Y.  Te cuento que son la generación que ha vivido un cambio de milenio, transformación de lo tradicional a lo puramente tecnológico y que pasó a ser adulto en pleno auge económico. Están incrustados entre lo viejo y lo nuevo. Las nuevas tecnologías las emplean como si fueran una extensión más de su cuerpo. Lo cierto es que esta generación tiene unos rasgos claves que la caracterizan y hacen ser únicos frente a las demás; doy fé de ello ya que tengo un hijo millennial de 22 años .
Rasgos :
1.
Son 100% digitales y amantes de la tecnología,  está integrada en todas las actividades que desarrollan, ya te habrás dado cuenta de este detalle, PC y celu non stop. Su vida gira en torno a mostrar lo que son, lo que hacen o lo que aparentan ser a todas las masas, bastantes exhibicionistas en su “mostrar”. Su mejor aliado son las redes sociales y todo lo que tenga relación a esto, es su interés primordial. Por esta razón, prefieren las carreras ligadas a la tecnología digital. En mi caso es tal cual, mi hijo millennial estudia Científico en Informática.
            2. Exigen prepararse profesionalmente a grandes escalas: si para las generaciones anteriores convertirse en un profesional era considerado un gran logro, para los millennials serlo no es nada del otro mundo. Obtener un título de profesional no está mal, pero quedarse solo con él no es su fin. Especializarse, ser magister o llegar a doctor es lo realmente importante y valioso. Lo más probable es que ya tengan planes de irse a otro país, aunque sea temporalmente para lograr el objetivo, en esto también el mío lo está pensando, preparáte para el desapego.
          3. No son conformistas y son capaces de alcanzar cualquier cosa que se propongan: a diferencia de nosotros,  los millennials, no se conforman con lo que les toque, sino con lo que en realidad quieren. Sin importar lo difícil que pueda llegar a ser aquello que quieren, estos lo consiguen de manera independiente ; no quieren ni necesitan depender de mamá o papá, arman su caminito como pueden y van andando sin mirar atrás y uno siente que perdió el control definitiva y absolutamente, y sí , duele soltarlos. aunque a veces puede ser un alivio.
Su inconformismo va ligado a la independencia y libertad de su vida. Vuelve esa sensación de “no te necesito más”, la daga en el corazón, directo y sin anestesia.
        4. Tienen una concepción diferente de lo que significa éxito: para los millennials el éxito no comprende en trabajar para ser millonario o tener una súper empresa. Sí, es importante trabajar, pero el dinero que ganan lo invierten en viajar y en conocer nuevas culturas y personas. Pueden gastar cualquier cantidad de dinero en viajes, pero para ellos eso es sinónimo de un verdadero éxito. Mi hijo ahorra la mitad de su sueldo en billetitos verdes, estudia y trabaja, sin necesidad de ello, además de ir acumulando millas para la próxima aventura.
      5. No les gusta el compromiso y prefieren no tener hijos: esto no significa que no sean capaces de tener una relación sentimental muy duradera con alguien, sino que prefieren disfrutar sus mejores años de juventud o edad adulta y luego casarse. Los hijos es tu tema que no está entre sus planes a corto plazo y en muchos casos, ni en un futuro. Es así, mi millennial ya tiene una noviecita formal aunque no está en sus planes convertirme en abuela en los próximos años, por un lado es un alivio dado su corta edad a mi ver, por el otro ya estoy en edad de disfrutar de un nieto/a.

No son del todo los “perfectitos” como parecen ser, son incrédulos, tienden a confiar menos en las personas que las generaciones anteriores; forman el grupo con mayor descontento político y religioso.
Según los profesionales en la materia, esta conducta quizás se exacerba porque buscan luchar por el respeto a la individualidad, a la aceptación de las diferencias, y en ese contexto las críticas pueden percibirse como una agresión a la libertad. Esto los hace hipersensibles ( casi todos tienen el rasgo PAS, persona altamente sensible) a cualquier observación sobre sus comportamientos y muestra una exigencia a veces exagerada de recibir un trato de igual a igual.
A esta generación también se le conoce por su carácter boomerang, algunos que se alejaron de la casa han tenido que volver , y retrasar la formación de un hogar por la dificultad para encontrar un empleo y acceder a una vivienda, especialmente los que viven en Argentina.

Ninguna de estas particularidades son malas, simplemente son innatas y propias de todos los millennials por su naturaleza y su origen. Mucha gente está en contra de las etiquetas, lo consideran un esnobismo, yo estoy convencida que estas generaciones entran en un parámetro que vale destacar.
Sentíte orgulloso/a de haber tenido un hijo/a que pertenece a la única generación que vivió la transformación del “irremplazable” tamagotchi, a lo meramente virtual y tecnológico. A pesar de que a veces cuesta estar a la par y acompañarlos en su transitar.
La vida es bella con nuestros millennials, nos enseñan constantemente una nueva cosmovisión ante el mundo. 

Por: Bea Panasiti

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *