Estás en un grupo de Whatsapp?

Estás en uno o varios grupos de whatsapp? Yo estoy sólo en uno, armado por la preceptora de mi hijo, que está transitando su primer año de secundaria. Es útil, porque pareciera ser que estos chicos/as de ahora no escriben ni pegan notitas en el cuaderno de comunicaciones; así que es la manera de saber qué anda pasando. En mi anterior experiencia de grupo mamis de la primaria, me exasperaba, con los chismes que iban y venías cual viento zonda. Tener un grupo con la familia también me parece válido pero no entraría en otros.
Me gustaría saber cuál es tu posición frente a los grupos, te entretienen, los disfrutás, los destestás? Podés dejar tu comentario debajo del artículo me encantaría saber lo que pensás al respecto.

Mi amiga Divina Divine, alias Moni Argento, tiene una opinión muy clara al respecto de este tema:
Cada grupo de whatsapp insume tiempo, atención (dispersa), energía, exige una lectura constante de trivialidades y arrebatos, autobombo, memes reiterados, saluditos y besitos, bajada de fotos que atoran la memoria del celular, avalancha de emoticones (el del aplauso vendría a ser el que más aborrezco). Es como un pueblo chico, muy chiquito, con un infierno propio, una comunicación de ametralladora y una lógica de participar o quedar mirando con la ñata contra el vidrio. Si son laborales invaden el tiempo libre, el tiempo propio, el descanso, el domingo, la paz de tener una vida más allá del trabajo, además de ponerle el moño blanco en la cabeza a los chupamedias.
Mi participación en la mayoría de ellos es casi igual a cero, tengo una presencia vegetal, anónima, porque no me encuentro a gusto, aunque valoro enterarme de algunas novedades y estar en contacto con mis familiares entre tanto barullo.
Si los puedo evitar mejor, pero ante lo inevitable, agradezco los que son minimalistas, focalizados, escuetos, centrados, ubicados y breves. Los que cumplen las funciones de red, de la que hace tiempo hablaban Dabas y Najmanovich, y no reemplazan el cara a cara, el verse, el hablar con más de 40 caracteres. Lo demás es ruido comunicacional.”

Por: Bea Panasiti y Moni Argento

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *