Benditos Zapatos, sos una adicta?

Los zapatos tienen un misterio que sólo conoce la mujer que los lleva, es la manera de caminar, es mucho más” dicho por Manolo Blahnik gurú de los zapatos.
Como Divina Divine que se precie, he sido una compradora compulsiva de zapatos, quién no…Es una debilidad en la mayoría de las mujeres; aunque pueden discrepar conmigo.
Es más, si conservase la amplia colección de los que adquirí en mi juventud, los vendería y podría comprarme una propiedad, con la alza del dólar, no es utopía. Además las ferias americanas están en boga.

Curiosa como soy le pregunté a mi amiga Divina Divine Ofelia, es de las que alucina ante las vidrieras de buenos tacones, cuántos pares tenía actualemente, cerca de 100 !(se desprendió de unos cuantos en un garage sale) . En su vestidor los tiene organizados por categorías. Cabe aclarar que no vive en Argentina, no llega a competir con la afamada acumuladora de zapatos Karina Jelinek (quien obtuvo más fama aún por mostrar en una revista su colección completa, lo pueden consultar con Mr.Google)

Recuerdo patear las calles con unos stilettos de miedo, me sentía una reina. Yo podía contra el mundo, de eso se trata justamente, lo que un zapato puede hacer con nuestra actitud ante la vida. No importa si son tacones, plataformas, o bailarinas, lo que marca la diferencia es cómo te hacen sentir.
Actualmente casi sólo uso zapatillas (con cámara de aire) por comodidad; tanto desgastar las pistas de los boliches y los pisos de oficinas me rompieron los pies. Sin embargo, mi andar no ha cambiado. Me siento cómoda conmigo misma, puedo enfrentar el mundo.

El calzado definitivamente marca la diferencia. El zapato ha demostrado ser mucho más que un sencillo complemento. Si nos referimos al look que elegimos, por ejemplo, unas chatitas con un jean marcan paquetería. Ahora si usás tacos, podés mirar la vida desde otra perspectiva, elegantemente, una opción altamente sexy.
Las plataformas han invadido el mercado, existen variados modelos desde botas hasta sandalias, será una moda retro pasajera o los fabricantes se dieron cuenta que nuestros pies ya no quieren sufrir.

Conclusión: el zapato es, más allá de su aspecto puramente necesario, una señal de distinción, de pertenencia y uno de los mensajes que quiere transmitir de forma más o menos voluntaria la persona que lo luce.
Los zapatos dicen mucho, hablan, y hacen que nuestra personalidad al transitar cualquier camino que sea nos

Lo que me lleva a pensar en la falta de impulso de los hombres en su tenencia de zapatos; ellos por regla general tienen unos de vestir, unos sports, zapatillas y en el veranito algo que les ventile los pies. ¿Por qué? un misterio, aunque los milenials sólo usan zapatillas así que concluyo que deben tener más de un par.

¿Qué tipo de zapatos te calzás, sos una adicta?, contáme. Sea cual fuere no olvides que en tu andar verás que la vida es bella.

Por: Bea Panasiti

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *